El baño integrado – counter cultures
Más
Carrito 0

El baño integrado

Publicado por Iliana Zargo en

Relax y funcionalidad en una misma estancia...

¿Se puede aproximar e introducir la zona de vestidor y armarios al baño?

¡Por qué no!

Se trata, en definitiva, de dos estancias relacionadas y necesarias entre sí.

Crear una estancia común en la que, incluso se integre el dormitorio, formando un ambiente único pensado para disfrutar en pareja, es muchas veces un sueño, dados los metros cuadrados de las viviendas actuales. Pero se puede intentar si estás dispuesto a apostar por la luz, la estética y la practicidad.

Si lo piensas bien, uno no puede vestirse sin asearse. El hecho de crear una distribución abierta en un baño, que comunique los espacios de la zona de noche, hace que se gane en intimidad, siendo los solados, textiles y demás complementos, los que se encargan de las transiciones a cada uno de los usos del mismo.

Transforma un espacio funcional, en un ambiente agradable y que se una a la zona de confort del dormitorio y vestidor, quedando completamente integrado, creando la experiencia wellness completa.

Si ya cuentas con un dormitorio con cuarto de baño, pero está distribuído con tabiques separadores, y lo que quieres es darle amplitud, versatilidad a la zona de vestidor, crear una circulación más ergonómica y que no compartimente en exceso la estancia, lo mejor es abrirlo y comunicarlo.

La idea es que el vestidor quede lo más integrado al baño posible, ya que las actividades que se desarrollan en cada uno de estos espacios son correlativas: ducharse y a continuación, vestirse.

Además, el diseño del baño puede realizarse de forma conjunta con la zona de vestidor; en estilos variados más de vanguardia o minimalistas, más clásicos o, con un toque rústico.

A la hora de planificar un ambiente abierto como éste, los materiales tienen que ofrecer una continuidad en el espacio, por lo que si eliges un solado determinado, tienes que tener en cuenta que también irá en la zona de agua, por lo que te aconsejo un material impermeable a la humedad y que sea cálido. Con lo cual, integrar en la misma pieza, un área para vestidor y otra para aseo y relax, te permite que la conexión sea armónica.

Pequeños muretes, cambios de nivel o el mobiliario, van a ayudar para que la unión de ambos ambientes sea visualmente atractivos y funcionales.

¿Pondrías tus armarios en el baño?

 

Publicado por V&B compartido con Counter Cultures, All rights reserved.


Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más reciente →


Dejar un comentario

Por favor, tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados